Seleccionar página

Era verano en Buenos Aires y mi rutina integraba reuniones con emprendedores (clientes), clases diarias de inglés y visitas a potenciales salones de fiestas para mi casamiento. Todas estas actividades se superponían con el chequeo compulsivo de mis correos: estaba esperando novedades de una beca a la que había aplicado. Mentira, no esperaba novedades, esperaba el “sí” rotundo.

2014 había sido un año duro, era el primer año sin mi startup, Cultra: la revista que había fundado en 2010. Estaba dedicando mi tiempo completo a asesorar emprendedores, a dar clases en la facultad de periodismo y a investigar la situación de empleo de periodistas en la región. Finalmente la noticia llegó: era un NO.

A meses de casarme, tenía el corazón roto. Me paseaba por los pasillos de las redes sociales leyendo noticias de innovación y periodismo; pensando, pensando y pensando. El proyecto que había presentado para esa beca era mi sueño, quería ayudar a más periodistas a vivir de su profesión y ahora realmente no me podía imaginar otro modo de hacerlo.

Los días fueron pasando y dejé de patear piedras virtuales. Me respondí que seguiría ayudando periodistas con mis clases. Aprovechando que aún quedaba un mes antes de reiniciara la cursada, me propuse renovar mi material. Fue en esa semana que me encontré con un tuit de un periodista que recomendaba el MOOC de Periodismo Emprendedor de Janine Warner y James Breiner en el Knight Center de periodismo para las Américas.

“Otra oportunidad”, pensé (grité) por dentro.

Entrevistas a emprendedores; nuevas explicaciones y denominaciones de modelos de negocios; ejemplos internacionales que no conocía; formatos de cash flow más complejos de los que solía usar/enseñar; tutoriales de analytics, herramienta que nunca había dominado por completo. Este MOOC realmente era el tesoro del otro lado del arcoíris. ¡Y aún no tenía idea lo que vendría después!.

Para mi sorpresa, lo que más me conquistó del curso fue aquel foro en el que compartíamos nuestros trabajos y conversábamos con otros alumnos e instructores. Siendo honesta, había todo un mundo de emprendedores que desconocía. Para el final del mes, me había olvidado de la beca rechazada y estaba reformulando todas mis clases: nuevos ejercicios, nuevas ideas, nuevos materiales, nuevos casos de estudio.

Pocos meses después, me “tiré un lance” (hice un intento audaz) e invité a Janine a participar de las Jornadas de Autogestión que hacíamos una vez por mes en la facultad de periodismo. Como conté en esta otra nota, Janine los flechó a los alumnos y ese fue el comienzo de nuestra amistad y tardes enteras de trabajo que finalmente fundaron SembraMedia.

Hoy, menos de dos años después de haber tomado el curso, tengo el honor de formar parte de la nueva versión del MOOC de Periodismo Emprendedor que esta vez organizan el Knight Center junto con nuestra amada SembraMedia. Juntos compartiremos todo lo que hemos aprendido en estos años: nuevas tendencias, ejemplos, modelos de negocios, metodologías de métricas y recursos para potenciar medios digitales autónomos en español.

Realmente, es un sueño cumplido.

Un ejemplo de las clases del MOOC

¿Qué es un modelo de negocio? y aún más importante: ¿cuál debe ser tu modelo de negocio?

Clase de Janine Warner y Mijal Iastrebner (originalmente parte del MOOC para el Centro Knight de Periodismo de la universidad de Texas)

Materiales de la clase: Se puede bajar el Formulario del modelo de negocio, o Business Canvas aquí.

 


 

Share This