Kit para cubrir tu primer mundial

¿Ya has seleccionado los primeros partidos que cubrirás? ¿Tienes la maleta lista para viajar? ¡Perfecto! Ahora solo resta que guardes este kit en tus marcadores: lee la crónica de Adolfo Zableh para ponerte en clima, repasa los consejos de colegas con experiencia y explora el directorio de enlaces útiles para tu cobertura, tanto en Catar como desde cualquier lugar del mundo.

Una pequeña parada en el camino

Adolfo Zableh Durán

Lo menos relevante de un mundial de fútbol es la sede que lo organiza. Salvo que haya grandes diferencias geográficas, todo es igual porque la FIFA ha logrado con éxito ser una república independiente. Así, poco importa si estás en Fráncfort o en Durban, en Cuiabá o en Ekaterimburgo, todo es igual dentro de la burbuja. Los estadios y los campos de entrenamientos; las salas de prensa, los palcos para los reporteros, las cafeterías, los salones donde se hacen las entrevistas después de los partidos. Todo está diseñado de manera idéntica y decorado hasta el hartazgo con los logos de las marcas patrocinadoras para que no se nos olvide quién pone el dinero.

Porque dinero es el nombre del juego, por eso este mundial se hace en un lugar exótico en medio de la temporada europea y en menos días de lo habitual. El más leve contratiempo y recibimos al Niño Dios en medio de la final. El punto es que lo primero que aprendí de cubrir mundiales fue que la escenografía siempre es la misma, como esos cuadros de dibujos animados que se repiten una y otra vez. Eso nos hace sentir seguros, pero al mismo tiempo es aburrido. Lo supe cuando llegué a ver mi tercer partido mundialista, Serbia vs. Holanda en Leipzig, y vi que había recorrido seis horas en tren para ver en el estadio y los alrededores lo mismo que me había tocado presenciar días antes, tanto en Gelsenkirchen como en Dortmund.

Pero suena a que cubrir un mundial es aburridísimo, y ni cerca. El ritmo es tan frenético que no sabes qué día es y hasta se te olvida comer. Y del mes largo que estás en el país que lo organiza conoces muy poco, si acaso tienes tres días para turistear, porque de resto es una rutina en la que dormir es lo menos importante. Ver fútbol, ir a entrenamientos y ruedas de prensa, hacer notas y subirte en lo que sea para irte al siguiente partido; esa es la dinámica. Al final del torneo quieres llorar, pero estás feliz. Feliz por la experiencia, pero también porque vuelves a casa a dormir en una cama que ya tienes domada.

«Horas después, veintidós hombres se estarán jugando poco menos que la vida, pero mientras tanto, todo es paz. Y tú estás ahí, como en la comodidad de tu casa, solo que mejor, siendo testigo de la historia y preguntándote qué hiciste para merecer eso».

Agite a un lado, lo que más recuerdo es esa sensación de entrar al estadio semivacío después de haber recorrido media ciudad (o medio país), acomodarme en la tribuna de prensa y ver esa cancha perfecta, convertida en un claroscuro por el sol que cae sobre ella, mientras los jugadores calientan y la hinchada hace fila afuera para ingresar. No conozco una mejor definición de tensa calma que esa. Horas después, veintidós hombres se estarán jugando poco menos que la vida, pero mientras tanto, todo es paz. Y tú estás ahí, como en la comodidad de tu casa, solo que mejor, siendo testigo de la historia y preguntándote qué hiciste para merecer eso. ¿Por qué en un mundo con más de siete mil millones de personas tienes tú la fortuna de estar en uno de los menos de mil palcos de prensa listo para informar lo que ocurre, sí, pero también para ver fútbol en el mayor teatro del planeta como si fueras un seguidor más?

Lograrlo no es fácil, tampoco es barato. Muchas personas mueren por ver un mundial, ya no digamos cubrirlo, pero pocas lo logran porque no es solo un tema de plata, también es de ganas, de perseverancia y pelarse la cara. Hay que pasar propuestas, conseguir patrocinio, reunir dinero, hacer reservaciones, armar itinerarios, sacar permisos y visas. Y como esto no es Mad Men, donde cada ejecutivo tenía su propia secretaria, toca hacerlo sin ayudas. Y una vez tienes el dinero que has conseguido, hay que saber administrarlo porque lo que no se puede hacer es prometer una cosa y no cumplirla. Por eso no solo hay que cobrar de acuerdo al plan de cubrimiento que se tenga, sino cumplirlo con toda la seriedad del caso.

«Lo bueno es que los mundiales son fuentes inagotables de historias; los partidos duran noventa minutos, pero son apenas la punta del iceberg porque la información no para».

Está el empleado de un medio que dedica las cuatro semanas a una sola rutina: entrevistar hinchas, narrar partidos o subir videos; pero cuando se es freelance, uno hace eso y más. Entonces no es solo hacer entrevistas, hablar con los fanáticos, comentar juegos, tomar fotos y subir videos, sino cubrir todo lo que alrededor de la copa se genere, que no es poco. En 2014, por ejemplo, me metí en las marchas de brasileños que protestaban contra la corrupción de la FIFA, y en 2010 salí de Johannesburgo al acuario de Oberhausen, hogar por ese entonces del pulpo Paul, el famoso molusco que vaticinaba el resultado de los partidos, a ver cómo vivía. Lo bueno es que los mundiales son fuentes inagotables de historias; los partidos duran noventa minutos, pero son apenas la punta del iceberg porque la información no para.

Lo otro es que te encuentras con medio planeta, y no hablo de cantidad sino del nivel de los personajes. Desde el presidente de la FIFA hasta Maradona, todo el que es alguien en el mundo del fútbol o en el mundo a secas, está en el lugar de los hechos. A Zidane, inalcanzable como jugador, lo entrevisté ya retirado en 2010; lo mismo en su momento con Roger Milla, Gerd Muller, Peter Cech, Iván Zamorano y Mauro Camoranesi. Con más dificultad hablé con Wanderley Luxemburgo, Arsene Wenger y Mauricio Pellegrini. La clave es caerles rápido para agarrarlos frescos, porque una vez los demás periodistas se dan cuenta de la presencia de una celebridad de esas, caen como moscas hasta asfixiarla.

» …en un mundial todos van detrás de los peces gordos, pero muchas veces las grandes historias te las dan los nombres menos ilustres».

Así descubrí que no solo me estaba codeando con lo mejor (o lo peor) del fútbol, sino que tengo buen ojo para los héroes menores, por llamarlos de alguna manera. En 2006 me emocioné montones cuando me crucé con Guy Roux, entrenador del Auxerre durante cuarenta y cuatro años, una marca impensable hoy. Andaba medio perdido en una sala de prensa, con un sánguche en la mano, y mientras nadie se percataba de su presencia yo me le acerqué para balbucear algunas palabras con él, así fuera en idiomas diferentes. En 2014 fue lo mismo con Gustavo Poyet, uruguayo que por entonces entrenaba en primera al Sunderland de Inglaterra. Es una técnica que me ha servido mucho porque en un mundial todos van detrás de los peces gordos, pero muchas veces las grandes historias te las dan los nombres menos ilustres.

Durante cuatro mundiales he dormido en hoteles de mediano lujo, en hostales repletos y en apartamentos alquilados; también en trenes, aviones y en carros. He andado en patota con compañeros de oficio y también por mi cuenta, y puedo decir que, aunque estar acompañado tiene sus ventajas porque entre colegas no nos dejamos morir, recorrer un país extraño en completa soledad es de lo mejor que me ha pasado. Así he podido conocer al azar gente de todas partes del mundo. Desde una hincha canadiense con la que viajé de Fráncfort a Ámsterdam, hasta un periodista noruego con quien hablé durante más de media hora sobre Odegaard porque por ese entonces Haaland no sonaba, y el volante, en esa época en el Real Madrid, era la joya de su país.

Pasa uno por todos los estados durante los mundiales, e ir del júbilo al desespero es más fácil de lo que se cree. Eso sí, nada como el primer mundial al que se asiste. En 2018 me crucé con Macaya Márquez, una leyenda viviente del periodismo deportivo, y estuvo bien, pero nada del otro mundo teniendo en cuenta lo que cuatro campeonatos me han hecho vivir. En Colonia en 2006, en cambio, vi a Brian Glanville y le pedí una foto y un autógrafo. Nunca se lo dije, pero fue por él que terminé yendo a los mundiales.

Considerado la biblia del fútbol, e incluso el mejor escritor de este deporte que haya existido, asistió sin parar a todos los torneos desde 1958 hasta que por su edad ya no pudo más; creo que paró en 2010 o en 2014. Yo tenía ocho años cuando supe de él y desde entonces me propuse asistir aunque fuera a uno. Sonaba a promesa ligera que se hace un niño, pero terminé cumpliéndola. Y aunque ir a Qatar me resultó imposible, en 2026 retomaré hasta que el cuerpo me diga basta, porque una vez te subes al tren del mundial, no te quieres bajar más.

ADOLFO ZABLEH DURÁN es Comunicador Social de la Universidad Javeriana (Colombia) y ha trabajado desde 1997 en medios impresos, televisión, radio e internet como Señal Colombia, Caracol Radio, Javeriana Estéreo, El Tiempo, El Espectador, Revista Soho, Terra, Revista Diners, Revista Credencial, Publimetro y revista Rolling Stone, entre otros. Es columnista, asesor, escritor e investigador de artículos, crónicas e historias de diversos tipos de temas, publicados en varios medios nacionales e internacionales.

Adolfo ha sido corresponsal acreditado por la FIFA para los mundiales de fútbol de mayores de 2006, 2010, 2014 y 2018, y para el mundial juvenil 2011. Fue editor del portal Futbolred.com entre 2001 y 2006, colaborador de la revista Fútbol Total entre 2003 y 2011, autor del libro Amor a la camiseta (Editorial Planeta, 2018) y del especial Los héroes de la Copa de Oro (Univisión, 2017). Fue autor de especiales y artículos de fútbol para Revista Semana entre 2006 y 2014 y para la Revista Soho entre 2006 y 2018. Ha escrito los libros Todos tenemos una historia que olvidar (Editorial Planeta, 2016) y Paraísos en el mar (Editorial Rey Naranjo, 2021).

15 consejos imprescindibles para periodistas que cubrirán el Mundial de Catar 2022

Juntamos a una decena de periodistas deportivos con experiencia en la cobertura de copas del mundo para que nos contaran sus mejores tips, recomendaciones y secretos para cubrir el Mundial de fútbol de Catar. El resultado es esta magnífica lista llena de consejos útiles y trucos:

Llévala siempre visible. Es clave para acceder a los estadios o a las zonas y centros de prensa, pero también es útil para el trabajo cotidiano en otros espacios públicos e incluso para trasladarse en autobuses gratuitos.

No tengas miedo de participar activamente en las ruedas de prensa, la FIFA permite que cualquiera se anime a preguntar.

Si no tienes la acreditación, puedes solicitar un permiso en media.qatar2022.qa. Aunque no te da ingreso a los estadios, estarás autorizado/a para hacer tu trabajo de prensa en calle.

  • Equipos para transmisión en línea.
  • Adaptadores universales de energía eléctrica. El cargador para Catar es como este.
  • Lista de contactos de periodistas de otros países.
  • Cargador portátil (power bank) y baterías adicionales para todos los equipos.
  • Memorias físicas, espacio en la nube y discos de almacenamiento.
  • Aplicaciones como InShot para editar video en el móvil.
  • Trípode pequeño (tipo selfie stick).
  • Un mapa de Doha offline, lo puedes bajar de Google Maps.
La Copa del Mundo es mucho más que un acontecimiento deportivo, aprovecha la ventaja de encontrar en un mismo evento a personas y culturas de todo el mundo en un espacio tan reducido. Busca historias en las noticias locales, en los bares, el transporte público, los hoteles, las plazas y en el popular Fan Festival.

Afila tu curiosidad para conocer y transmitir por qué Catar es un país fascinante, enigmático y controvertido. Haz las veces de cronista de primera mano para las y los miles que a la distancia solo pueden imaginárselo.

Hazte a la idea de que la primera fase de la Copa del Mundo es una joya cultural. Esfuérzate por estar actualizado/a sobre el presente de los equipos que tal vez no llegarán tan lejos, pero también de la actualidad de los países y de la misma FIFA. Encontrarás delegaciones con historias, hinchadas y personajes fascinantes. Desde octavos, es fútbol.

Cada uno de los 64 partidos podría tener un ingrediente especial para contar. Si ves más allá del fútbol, sabrás de antemano por qué el partido entre Irán y Estados Unidos merece una historia aparte o cuáles son los juegos que arbitrarán mujeres por primera vez en el mundial masculino.

Es una credencial de prensa, no son las llaves de la ciudad. Ten en cuenta que la FIFA es muy estricta con las restricciones para cada tipo de acreditación. Si por ejemplo no estás acreditado para acceder a la zona mixta después de los partidos, no te cueles, porque si te descubren pueden incluso cancelar tu credencial.

Además, hay zonas y situaciones especiales donde aplican ciertos derechos o exclusividad para medios aliados, patrocinadores o para el país anfitrión, así que tampoco irrumpas, grabes imágenes o tomes fotos en lugares fuera de contexto o donde te manifiesten que no está permitido.

Como en otros torneos de FIFA, también puedes perder tu acreditación por pedir selfies o autógrafos a jugadores o directores técnicos. Revisa aquí el documento oficial de Regulaciones para Marketing y Medios.

Asiste a los partidos cuatro o cinco horas antes del pitazo inicial. Las salas de prensa permiten conocer a colegas de todo el mundo y muchas empresas de medios invitan a sus coberturas a leyendas del mundo del fútbol como exjugadores, entrenadores o dirigentes.

De esas conversaciones de pasillo pueden salir excelentes intercambios e incluso buenas entrevistas. Si agarrás a alguien bien predispuesto, puedes lograr notas que serían imposibles de conseguir en otras circunstancias.

Ten siempre a la mano un contacto en FIFA, aunque sea el formal. Si no tienes uno, escribe para consultas periodísticas a media@fifa.org.

Anda en grupos con colegas. Es un viaje caro en medio de una crisis económica y climática, así que no está mal si intentas reducir gastos y optimizar tus recursos. Estarás entre colegas que buscan lo mismo que tú o que van a los mismos lugares, así que trata de hacer la mayor cantidad de viajes compartidos.

Este consejo también es esencial para el cubrimiento: comparte e intercambia fuentes, reacciones e información con otros colegas y propón alianzas para cubrimientos más colaborativos. Genera alianzas estratégicas para difundir material antes y después de los partidos.

Cientos de periodistas cubren el mismo evento que tú, así que cualquier detalle hace la diferencia. Es indispensable que tengas acceso a internet móvil durante toda la estadía, eso te brindará una oportunidad de lograr un cubrimiento mucho más versátil, competitivo e inmediato. Además, procura hacerte a un servicio con capacidad para transmitir audio y video en streaming.

No solo tu editor o tu equipo esperan noticias tuyas. Estás a miles de kilómetros de tu audiencia, así que se vale otorgarse ciertas licencias para contar lo que descubres en primera persona a través de formatos sociales, en vivo o no convencionales. Puede que tu medio ya te ofrezca ese espacio, pero también se vale ambientar el cubrimiento desde tus perfiles con un sello más personal y auténtico.

Es indispensable leer previamente sobre el país que visitas. Noticias, sí, pero también guías, libros, ensayos, historia o incluso literatura. Verás que tu conocimiento previo te dará buenas pistas sobre las historias con las que puedes cruzarte en el mundial.

Estás en un país que puede ser culturalmente muy ajeno al tuyo, así que conocer sobre él te ayudará a respetar sus costumbres, disfrutarlas, adaptarte y mimetizarte. No las confrontes ni uses tu profesión, nacionalidad o cultura propia para aprovecharte o sacar ventaja de los anfitriones. Esta reseña de Amnistía Internacional sobre Catar, que aborda el estado de derecho de migrantes, mujeres y personas del colectivo LGBTIQ+ te puede ofrecer mucho contexto.

Gobiernos como el mexicano, el argentino, el uruguayo y otros pusieron a disposición guías informativas y de protección para los connacionales que visiten Catar, así como documentos y contactos en caso de que necesites asistencia. También te dejamos aquí la Guía del Fanático de la FIFA.

Además, estos enlaces pueden ser de tu interés:

Comprométete con un cubrimiento responsable. En Argentina, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo lanzó está guía para promover el impacto positivo de las coberturas y evitar la reproducción de prejuicios, la información falsa y la vulneración de derechos.

Ya es importante dominar varios idiomas si quieres sacarles provecho a las entrevistas espontáneas o al cubrimiento en calle, pero por lo menos repasa o afila tu inglés más básico, ya que si bien es el idioma universal en eventos como este, los acentos de cada país pueden ponerte un desafío adicional.

Siempre será útil llevar en el móvil aplicaciones de traducción en línea o automáticas como Google Translator, Traducir (en IOS) o Deepl. Llévate palabras básicas de los idiomas que usan los equipos de tu interés. Por ejemplo, si eres de Argentina, no está de más saber saludar o agradecer en árabe y polaco.

Gestiona tus fuentes para entrevistas y reacciones antes incluso de pisar Catar. Lleva un plan de propuestas de contenidos siempre extensible o sujeto a modificaciones. Programar milimétricamente y sin flexibilidad podría crear frustraciones y cerrar oportunidades.

Mantén al tanto a tus lectores o usuarios de lo que vendrá en el cubrimiento y una vez en terreno mantenlos actualizados y con la expectativa fresca. Los detalles de color nunca se anuncian, por eso el formato de diario es muy común y también es muy apreciado por las audiencias.

Por primera vez en la historia, la Copa del Mundo estará más concentrada que nunca en espacio y tiempo: no solo es la sede más pequeña hasta ahora, además la ciudad de Doha será sede única y alojará cuatro partidos diarios en la primera ronda. No habrá vuelos locales, así que te moverás mucho y en poco espacio. Por eso la FIFA dispuso del Main Media Center (MMC) o Centro Principal de Medios, que esta vez coexiste junto al habitual International Broadcast Center (IBC).

Será un enorme complejo con estudios e infraestructura para las transmisiones internacionales, pero también con espacios habilitados para cualquier periodista acreditado. Averigua todos los servicios disponibles y haz de él tu campamento base, desde allí puedes trabajar y trasladarse con facilidad a los ocho estadios, pues el más lejano (Al Bayt Stadium) está apenas a 45 kilómetros.

Son 64 encuentros. Ten en cuenta que los medios en Catar solo podrán registrarse para asistir a un máximo de dos partidos no consecutivos por día, y solo durante la fase de grupos. Por eso es tan importante saber cuáles partidos seguirás de cerca y cuáles dejarás pasar, esa decisión dictará no solo tu agenda de trabajo sino también tu preparación y descanso.

El Main Media Centre (MMC), de todas formas, ofrecerá instalaciones completamente equipadas para que los medios acreditados sigan los partidos y las conferencias de prensa en remoto. Allí también se centralizarán las ruedas de prensa previas a los partidos.

Como parte de nuestro especial sobre Catar 2022, en SembraMedia construimos un directorio mundialista donde encontrarás cuentas, perfiles y sitios de fuentes oficiales de FIFA, patrocinadores, organizaciones en el lado B del fútbol (DDHH), selecciones participantes, periodistas especializados, analistas, personajes del fútbol, dateros, estadígrafos y bots para no perder detalle.

Se trata de una herramienta de consulta que puedes visitar en nuestra página o seguir en las listas de Twitter que armamos para ti.

Aliméntate e hidrátate bien, pero ve despacio con la comida local. Los controles de ingreso a los estadios, incluso para periodistas, suelen ser muy estrictos y es difícil ingresar comida. Además, los buffets habilitados en los centros de prensa pueden ser muy caros. Lleva en la mochila un par de frutas, que generalmente “sobreviven” al escaneo y te salvan en largas jornadas de trabajo.

Seguramente dormirás poco, así que acumula energía y hazte a la idea de que, por los husos horarios, podrías trabajar en cualquier momento del día o de la noche. Eso sí, después de los primeros días identifica las horas valle de la jornada para comer o descansar y manténlas en tu rutina hasta el final.

Comparte esta lista con periodistas y colegas que puedan necesitarla. Empieza el viaje y ¡nos vemos en Catar!

Agradecimientos:

Adolfo Zableh
Ezequiel Scher
Guido Molinari
Alvaro Camilo Ponce
Andrés Burgo
Octavio Gencarelli
Rodrigo Almonacid

Directorio mundialista de SembraMedia

Como parte de nuestro especial para medios y periodistas de cara al Mundial de Fútbol Catar 2022, en SembraMedia construimos este variado directorio con cuentas en redes sociales, sitios web, listas de Twitter y documentos de primera mano que te servirán para preparar o complementar tu cobertura de la Copa del Mundo.

No solo cuentan con licencias y acceso privilegiado al mundial, además tienen preparadas acciones de mercadeo y publicidad interesantes durante todo el torneo. Pueden ser generadores de noticias.

Socios FIFA

Adidas fútbol

Coca-Cola fan zone

Grupo Wanda

Hyundai

Qatar Airways (paquetes y vuelos especiales para asistentes)

Qatar Energy

Visa

Socios de la Copa del Mundo

Budweiser

Byjus

Crypto

Hisense

McDonald’s

Mengniuir

Faras Ghani, periodista y editor basado en Doha que cubre deportes y derechos humanos para la cadena Al Jazeera

Tariq Panja, periodista investigador del New York Times buena fuente también para la corrupción FIFA y el lado B del fútbol

Copa más allá de la copa (portugués)

Mira en YouTube el primer episodio de ‘FIFA Gate, por el Bien del Fútbol’, documental que cuenta las razones que llevaron a Catar a ser sede, además de subrayar hechos de irregulares y de corrupción dentro de la FIFA

Mira en HBO y otras plataformas el documental ‘Los hombres que vendieron la Copa del Mundo

Y sigue a Heidi Blake y Jonathan Calvert, periodistas cuya investigación inspiró el documental

Mira en Netflix ‘Fifa Uncovered’, la serie documental que destapa a pocos días del mundial testimonios inéditos de los protagonistas de los escándalos de la FIFA

Dale un vistazo a la investigación de The Bureau of Investigative Jourlanism sobre cómo Catar hackeó la Copa del Mundo

Lee el informe completo de AI: “Qatar, la copa de la vergüenza

Sigue la cuenta oficial de Amnistía Internacional

Sigue a AgnesCallamard, secretaria general de Amnistía Internacional

Sigue la cuenta oficial de Tamim bin Hamad Al Thani, actual emir de Catar

Cifras y datos oficiales de la FIFA alrededor de la Copa del Mundo de Catar, que se consignó en el Informe de Progreso en Materia de Sostenibilidad

Aquí tienes un directorio con organizaciones gubernamentales y no gubernamentales relacionadas con los derechos humanos en Catar

FIFPRO: Sindicato global de jugadores

Boycott Qatar: Cuenta que sigue de cerca el movimiento para boicotear el mundial de Catar

Cuenta oficial de la International Board, encargada de definir las reglas del fútbol a nivel mundial y sus futuras modificaciones.

FIFA lanzó hace unas semanas su propia plataforma de streaming, como Netflix o Amazon Prime, con la gran diferencia de que por ahora es gratuita. Puedes acceder a documentales y series e incluso a partidos en vivo en alta resolución.

Coaches Voice, una cuenta en español donde los entrenadores de fútbol más famosos del mundo hablan de táctica, de sus equipos y jugadores

Sitio oficial con juegos en línea y trivias sobre el mundial

TSC, Todo sobre camisetas, escudos, y uniformes del fútbol mundial

En una baldosa. Memes maestros en tiempo real

Datos curiosos, metáforas inolvidables y bastante poesía