Seleccionar página

Los periodistas emprendedores deberían saber cómo está construida la estructura de su medio. En una clase, Óscar Parra y Nicole Acuña, dan una introducción a uno de los lenguajes más populares de la web .

 

Ser periodista emprendedor significa que debes aprender de todo. Y de todo no solo incluye saber armar planes de negocio, aplicar a fondos, medir las métricas de tu sitio, sino también algo de HTML.

¿Por qué es importante aprenderlo? Porque, como periodistas, si vamos a manejar un medio debemos estar preparados para solucionar inconvenientes en el display (lo que vemos como publicado en nuestra página). También porque mientras más aprendemos y entendemos el código, lo podemos aprovechar al máximo y mejorar la apariencia de nuestros medio.

En principio, la palabra HMTL suena a chino. A otra lengua. Y sí, de alguna manera eso es lo que es, otro lenguaje. Entonces, cuando empieces a aprender una de las bases de la  de programación web puedes verlo como si estuvieses aprendiendo otro idioma.

Precisamente es cómo Óscar Parra, periodista y especialista en HTML, comienza la clase HTML para periodistas: explicando que para armar oraciones en castellano hay elementos —por ejemplo sujeto, verbo, predicado— y para armarlas en lenguaje HTML también: objetos, atributos y valores. De la misma manera hace otra comparación: las oraciones en el castellano equivalen a las etiquetas en programación. Tanto en el castellano como en el lenguaje de HTML debe existir una sintaxis para que las palabras/elementos tengan sentido.

Haz click en la imagen para ver la descripción de la clase.

La clase, que tiene cinco módulos (con un ejercicio incluido), es teórica-práctica porque Óscar y Nicole Acuña —también periodista y experta en HTML—, mientras explican los pasos a seguir, los van haciendo en la computadora y dan tiempo para que el alumno también experimente y vaya haciendo pruebas.

La clase empieza desde cero, es decir que un periodista principiante que no sepa nada sobre HTML puede tomarlo. Los profesores explican que el HTML es un lenguaje de Internet (hay otros) para mover información, por eso enfatizan que la sintaxis que debe ser respetada para ver esos resultados. Para explicar las partes del código (objeto, atributo, valor), ponen un ejemplo no virtual: “Imaginen una taza roja”. Y luego explican:

La taza es el objeto.

El color es el atributo.

Rojo es el valor.

Un objeto puede tener más de un atributo, de la misma manera que un objeto en el mundo real (no digital) tiene. Por ejemplo un color, un tamaño, una forma.

Al inicio puede parecer confuso, pero conforme pasan los minutos de la clase los profesores explican de una manera tan didáctica que da tiempo para ir asimilando toda la nueva información. Por ejemplo, cuando mencionan los objetos B, I y U, y luego al aplicarlos queda claro que se refieren a bold, italic y underline los prejuicios que un periodista puede tener ante el HTML (es muy difícil, nunca entenderé, prefiero no aprender) se van esfumando.

En la clase, que dura una hora y quince (con el ejercicio práctico incluido), tanto Óscar como Nicole explican conceptos básicos como que si es que se abre un objeto, siempre debe cerrarse y para eso existe el slash /, hablan la necesidad de los signos mayor y menor qué y cómo todos debe ir dentro de estos signos (aunque parezca una obviedad), y de que cuando se guardan archivos HTML jamás se debe usar la ñ, tildes o espacios.

Share This