El Intercambio, productora transmedia de contenidos periodísticos, publicó su primer tweet en octubre de 2016: “¿Sabes qué es el periodismo de ruptura?”. Este medio ha dedicado cuatro años a responder esa pregunta. Elsa Cabria, una de las líderes del proyecto, dice que con cada entrega buscan transformar lo tradicional, a la vez que aprenden de las lecciones del pasado. “El verbo que usamos es atrever: reconocer cuáles son los parámetros de lo que se ha hecho bien, conocer las mejores referencias para atreverte a hacer lo que tú quieras hacer, en tu vida y en tu periodismo”, cuenta.

Elsa es periodista, española, y directora editorial de la productora. Las otras cabezas de El Intercambio son Ximena Villagrán, de Guatemala, directora ejecutiva, con experiencia en periodismo de datos y Oliver Ros, coordinador audiovisual, se sumó tiempo después. Los tres idearon el medio cuando estaban en Guatemala y viajaban entre El Salvador y Honduras. En ese momento entendieron que su medio debía tener una perspectiva regional de los problemas sociales que viven estos países.

“Cada país se explica de una manera”, dice, “pero con un eje central que atraviesa todas las historias”.

Lo que pretenden es que cuando los usuarios lean las publicaciones que hacen en alianza con otros medios, “aunque no tengan una perspectiva de lo que ‘es’ Centroamérica, digan: tengo una idea de lo que pasa allí”.

Nuevas formas de narrar

Reporteros de El Intercambio (Foto cortesía de Elsa Cabria)

Reporteros de El Intercambio (Foto cortesía de Elsa Cabria)

El Intercambio es una apuesta para narrar con profundidad fenómenos cuyos matices escapan al foco del periodismo tradicional, limitado a una mirada y un formato coyuntural que afecta la comprensión compleja y multidisciplinar de los problemas de la sociedad actual.

El equipo, conformado además por Cristina Algarra, Pablo Álvarez, Ángel Pérez y Anto Alarcón, garantiza altos estándares de calidad en la investigación periodística y aprovecha las oportunidades que ofrece la interdisciplinariedad para obtener tales resultados. El periodismo de datos, la visualización, la interactividad, narrativas visuales, diseño gráfico… todo es una oportunidad para atreverse a hacer periodismo de investigación desde la búsqueda creativa de narrativas y formatos.

La propuesta de valor de El Intercambio se centra en trabajar con especialistas en el proceso tradicional de reportería o publicación. Las ideas de estos no suelen protagonizar las decisiones en las salas de redacción tradicionales y por eso, en El Intercambio, aportan  nuevas visiones a la forma en que normalmente se investigan o divulgan los productos periodísticos.

Según Elsa, “no es tan común que citemos fuentes oficiales por el simple hecho de fortalecer los datos”. Los expertos se usan en la fase de reportería: cada dato guía las historias, pero no se emplean con el objetivo de ganar seguridad.

Este enfoque transversal se notó en el especial “Niños Presos”, un proyecto sobre los más de trescientos niños que crecen dentro de las cárceles de Honduras, El Salvador y Guatemala ante el aumento de las mujeres presas en la región. Para este trabajo, el cantautor guatemalteco Franc Castillejos escribió una canción basada en los relatos de las mujeres protagonistas.

Niños presos, un especial de El Intercambio (Foto cortesía de El Intercambio)

Niños presos, un especial de El Intercambio (Foto cortesía de El Intercambio)

Esta es la letra de la canción:

La mente vuelta lejos, muy lejos de mí

Por necesidad, mi niña, tú naciste aquí

No soy capaz de ver cómo vas a crecer

Por necesidad, mi niña, terminamos aquí

Relato de mujer presa parte de la investigación: De aquí para allá cambia mucho la vida, el hacinamiento de las personas, el ambiente es diferente, no conocía a nadie, se sentía raro, pues.

Que tu mente vaya lejos, muy lejos de aquí

Tu imaginación, mi niña, para sobrevivir

Adquirir tu medicina, luego por tu vivir, que la gente no me diga

No saben qué es resistir

Imagen del proyecto Las Colaboradores (Foto: Oliver de Ros)

Imagen del proyecto Las Colaboradoras (Foto: Oliver de Ros)

Para el proyecto “Las Colaboradoras”, una serie de tres reportajes con datos y fotografías sobre el rol actual de las mujeres en las pandillas de El Salvador, Honduras y Guatemala, trabajaron con un antropólogo, Juan Martínez.

“Nos interesaba mucho insertar la figura de un antropólogo”, dice Elsa, “reportear con él, introducir nuevas disciplinas, y ver cómo todo se relacionaba y cómo podía cambiar eso de cara al resultado final”.

Las entregas finales permiten explorar razones estructurales más amplias y enriquecer el reportaje, no con citas de autoridad o confirmaciones de expertos que defienden el sesgo del medio. Esta estrategia permite que las ideas mismas detrás de disciplinas, tradicionalmente no asociadas al periodismo, influencien la construcción de productos periodísticos, su enfoque, sus formatos.

Una niña camina junto a uno de los murales que recuerdan el conflicto armado interno de El Salvador en Carasque (Foto: Oliver de Ros)

Una niña camina junto a uno de los murales que recuerdan el conflicto armado interno de El Salvador en Carasque (Foto: Oliver de Ros)

En “Retorno”, un proyecto regional sobre deportados de Estados Unidos y el impacto de plan Alianza para la Prosperidad en la región, El Intercambio, además de buscar aliados en la divulgación de la investigación, diseñó una obra de teatro titulada “Nos Vamos”. En conjunto con Alejandra Nolasco y La Cachada Teatro, la obra, desde la no ficción, intenta combinar el ejercicio dramático de varias actrices con los trabajos de cuatro reporteros de Centroamérica y México que investigaron la deportación y sus violencias.

“Me parecía que a partir del teatro podíamos empezar a hacer algo para que la gente realmente se sintiera identificada con la historia”, recuerda Elsa. Al mismo tiempo, “nosotros también podíamos sentirnos profundamente identificados como periodistas y como personas que miran al mundo”.

En el especial “Centroamérica desconectada” realizaron cuatro reportajes utilizando la técnica de periodismo de soluciones para identificar qué ocurre con los municipios con menos acceso a energía del norte de Centroamérica.

El proyecto también cuenta con una herramienta interactiva de consulta que incluye información sobre los generadores de energía eléctrica de El Salvador, Honduras y Guatemala y una exposición interactiva que une periodismo, fotografía, vídeo, datos y tecnología.

Para Elsa, mucho de lo que mantiene vivo el impulso por contar las historias de esta forma tiene que ver no sólo con la idea de comprender los fenómenos sociales en profundidad y desde diversas perspectivas, sino además en imbuir al periodismo de algo que expanda el alcance e impacto de sus historias.

“En todos los proyectos hemos ido pensando ¿qué más? ¿Con quién más podemos trabajar? ¿qué otra cosa podemos sumar para que la historia sea mejor?”.

El poder de las alianzas

La propuesta de valor de El Intercambio les ha permitido consolidar alianzas con todo tipo de medios como:  El Diario.es (España), Plaza Pública (Guatemala), Revista Factum (El Salvador) , Contracorriente, Prensa Libre, La Prensa, Agencia Ocote, Documented (EEUU), Publimetro, Paralelo  (Ecuador), Carne Cruda (España), ConCriterio (Guatemala), Vice BBC Mundo, Insight Crime.

Para cada especial diseñan un micrositio, adaptado a las posibilidades técnicas de cada aliado y así logran que el contenido pueda replicarse sin problemas. Esta estrategia les ha permitido llegar a mayor cantidad de públicos; sin embargo, el alcance de sus historias es difícil de rastrear dada la multiplicidad de usuarios que tienen sus aliados. Aunque es un punto en el que el equipo quisiera trabajar, saben que como productora de contenidos, su enfoque principal sigue estando en su propuesta creativa.

Elsa Cabria

Elsa Cabria

“En todo este proceso de trabajar con medios aliados hemos aprendido que tenemos capacidad de coordinar, de gestionar, que nos podemos entusiasmar trabajando con otras personas y reporteros con los que hacemos cosas diferentes”, cuenta Elsa.

La producción basada en la innovación les ha permitido trabajar desde el comienzo con oenegés y organismos internacionales. El Intercambio se presenta como una productora independiente y propone a los financistas el presupuesto estimado de cada investigación. Con ello han logrado enriquecer agendas comunes de instituciones de la sociedad civil.

El Intercambio es el brazo periodístico de la Asociación Centro de Estudios sobre Conflictividad, Poder y Violencia (CENDES) ubicada en la Ciudad de Guatemala. Desde 2017 han recibido dinero de Seattle International Foundation SIF, Oxfam, Internews, Ford Foundation, Open Society Foundations, Hivos, ONU Mujeres y el Fondo Centroamericano de Mujeres (Fcam).

El programa Metis de mentorías en negocios para mujeres fundadoras de medios digitales independientes de América Latina, de SembraMedia y Google News Initiative, ha evaluado que los grants que ha recibido el medio, que oscilan entre los 10 000 a los 50 000 USD, van a permitir que El Intercambio tenga flujo de dinero hasta el 2021 con los proyectos actualmente en ejecución.

Estos proyectos aún no representan ganancias monetarias para la productora debido a que los recursos se ejecutan por completo en la mano de obra freelance y la inversión en desarrollo web de cada proyecto.

Cómo hacer rentable un modelo colaborativo

El Intercambio no se ha enfocado en modelos tradicionales de financiación, como la pauta publicitaria o la venta de mercancías, sino que se apoyan en su alta experiencia en networking y periodismo colaborativo.

Según lo que han aprendido durante estos años en la creación de contenidos, el modelo de crecimiento y sostenibilidad se puede articular en torno a tres ejes de importancia:

  1. Continuar con la creación de contenido multimedia y transmedia
  2. Vender servicios a terceros teniendo en cuenta habilidades interdisciplinarias del equipo (gestión de equipos, producción audiovisual y transmedia) y
  3. Fortalecer la formación de periodistas y editores por medio de talleres o consultorías

El equipo ha explorado la posibilidad de trabajar directamente con medios que financien los cursos de formación de sus periodistas o con periodistas freelance, un modelo que puede traerles mejores y nuevas historias a los medios y aportar a la red de periodistas que allí se genere.

Los procesos creativos que han visto en el emprendimiento periodístico en Latinoamérica son muy distintos al contexto español donde se encuentran actualmente Ximena y Elsa, y ambas creen que este momento es una gran oportunidad para replicar este conocimiento en España sobre su modelo de investigación y alianzas.

“Y se hacen sinergias en el sentido de que los reporteros salen aprendiendo y haciendo mejores productos y siendo más creativos y conscientes de los contextos de la región”, dice Elsa.

Han trabajado con equipos grandes, han aprendido a coordinar, a proponer los temas, y en ese camino han formado mejores reporteros. “Esos reporteros se quedan en sus medios”, dice Elsa, “pero siguen perteneciendo a esta red. Quiero creer que puedo haberles enseñado algo dentro de lo que es la lógica de El Intercambio”.